CRETA Y LA CIVILIZACIÓN MINOICA

Siempre me atrajo esta civilización que utilizaba sus utensilios habituales para crear arte. Ya sabéis que cuando describo un período histórico o lugar, me gusta hacerlo pensando en las personas que vivieron en esa época o en ese lugar, porque esos hombres y mujeres fueron nuestros antepasados y como tales quiero sentirlos.

La civilización minoica desapareció dejando paso a las leyendas y quedando un vago recuerdo en la tradición y la mitología griega.

¿QUÉ DECÍAN LOS AUTORES CLÁSICOS SOBRE CRETA?

 

“En medio del ponto, rojo como el vino, rodeada del mar, hay una hermosa y fértil tierra, Creta; y en ella muchos hombres, y noventa ciudades. Allí se oyen mezcladas varias lenguas, pues viven en aquel país los aqueos, los magnánimos cretenses indígenas, los cidones, los dorios, que están divididos en tres tribus, y los divinos pelasgos. Entre las ciudades se halla Cnoso, gran población, en la cual reinó por espacio de nueve años Minos, que conversaba con el gran Zeus y fue padre de mi padre, del magnánimo Deucalión. Este engendróme a mí y al rey Idomeneo, que fue a Ilión en las corvas naves, juntamente con los Atridas; mi preclaro nombre es Etón y soy el más joven de los dos hermanos, pues aquel es el mayor y el más valiente.” HOMERO- ODISEA XIX 172

“porque Zeus engendró a Minos, protector de Creta; Minos fue padre del eximio Deucalión, y de éste nací yo que reino sobre muchos hombres en la vasta Creta y vine a las naves para ser una plaga para ti, para tu padre y para los demás teucros.” MINOS HOMERO ILIADA XIII 449-453

20180813_095105

“El ilustre Cojo de ambos pies puso luego una danza como la que Dédalo concertó en la vasta Cnoso en obsequio de Ariadna, la de lindas trenzas. Mancebos y doncellas hermosas, cogidos de las manos, se divertían bailando: éstas llevaban vestidos de sutil lino y bonitas guirnaldas, y aquéllos, túnicas bien tejidas y algo lustrosas, como frotadas con aceite, y sables de oro suspendidos de argénteos tahalíes. Unas veces, moviendo los diestros pies, daban vueltas a la redonda con la misma facilidad con que el alfarero aplica su mano al torno y lo prueba para ver si corre, y en otras ocasiones se colocaban por hileras y bailaban separadamente. Gentío inmenso rodeaba el baile, y se holgaba en contemplarlo. Un divino aedo cantaba, acompañándose con la cítara; y en cuanto se oía el preludio, dos saltadores hacían cabriolas en medio de la muchedumbre.” CRETA HOMERO ILIADA XVIII 590-606

“La isla es montañosa y está cubierta de bosques, pero también posee valles fértiles. En las montañas occidentales reside Creta. La altura de sus cumbres no es inferior a la del monte Taigeto y se extienden a lo largo de trescientos estadios; forman una cordillera que acaba aproximadamente en el istmo. En el centro y en la parte más ancha de la isla se  encuentra el monte Ida, la cumbre más alta de Creta. Su perímetro en la base es de seiscientos estadios y a su alrededor se encuentran las mejores ciudades. Hay otras montañas tan altas como las Leucas; unas terminan hacia el sur y otras hacia el este…. Y la travesía desde el cabo Samonio hasta Egipto es de cuatro días y noches, aunque algunos dicen que de tres; algunos autores calculan que es de cinco mil estadios, pero otros dicen que es menor…«En aquel país unas lenguas se mezclan con otras», dice el poeta, «pues allí en Creta, viven los aqueos, y los eteocretenses,  nammos, allí también los cidones, y los dorios de ondulante penacho y los divinos pelasgos» ESTRABÓN Geografía X

MARCO GEOGRÁFICO

Creta es una isla a medio camino entre Grecia continental, el sudoeste de Asia Menor y Libia. Por ello, Creta pudo disfrutar de contactos con culturas más o menos avanzadas, a la vez que lograba evitar durante varios siglos la dominación de agresivos vecinos.

 

LA BÚSQUEDA DE LA CRETA MITOLÓGICA

250px-Kylix_Theseus_Aison_MNA_Inv11365_n1

El mito del rey Minos, su palacio, su riqueza y la suntuosidad de su corte se convirtieron en una leyenda que fue objeto de comentarios y búsqueda desde la antigüedad. Ya en la Antigua Grecia, desde los textos de Homero, se suceden las alusiones al mítico rey Minos.

Pero realmente el gran paso en la búsqueda de los restos minoicos se realizó en el siglo XIX.  Minos  Caloquerinos, perteneciente a una acomodada familia cretense, inició el descubrimiento del palacio de Cnoso. Igualmente, una comisión cultural dirigida por el profesor Hazzidakis logró una serie de éxitos con distintos descubrimientos por algunos lugares de la isla. Sin embargo, Sir Arthur Evans  fue quien con sus espectaculares descubrimientos logró atraer definitivamente la atención de la arqueología mundial.

Dividió A. Evans la cultura cretense en tres períodos: Minoico Antiguo, Medio y Reciente, cada uno, a su vez, en tres subdivisiones. Justificó esta clasificación en los estratos arqueológicos encontrados en el patio occidental de Cnoso, tras analizar los distintos niveles por encima de la roca virgen. Ese fue el inicio de la llegada de muchísimos más arqueólogos que a través de sus campañas ampliaron el conocimiento sobre la civilización minoica en Creta realizando numerosas excavaciones, estableciendo los yacimientos minoicos de Acrotiri, Ano Arjanes, La Canea, Stauromenos…descubriendo que Homero tenía razón: Creta era “La de las cien ciudades…”

COMIENZOS DE LA CIVILIZACIÓN EN CRETA

Creta fue habitada por primera vez en la época Neolítica (sexto milenio antes de Cristo) Sus primeros habitantes llegaron quizás de Asia Menor

La mitología y la tradición literaria cuenta que la antigua población cretense se componía de varios pueblos. En el canto XIX de la Odisea, Ulises enumera cinco pueblos cretenses: Aqueos, eteocretenses, cidonos, dorios y pelasgos. “y todos conservaron sus lenguas y costumbres…”

LA CIVILIZACIÓN MINOICA

250px-barye_thc3a9sc3a9e_et_le_minotaure_lacma_m-87-119-5.jpg

En la Edad del Bronce es cuando aparece la etapa “minoica” llamada así por Arturo Evans, a causa del nombre del legendario rey Cretense Minos. Esta civilización duró desde el 2600 hasta el 1100 a.C .

MINOICO ANTIGUO (Período Prepalacial)

Es la etapa anterior a la aparición de los palacios cretenses. Se centraría en la época del Calcolítico y Bronce Antiguo en el Egeo y se iniciaría en torno al 3000 a.C., debido posiblemente a la llegada de componentes de población de origen anatólico que conocían las técnicas de la metalúrgica y la navegación. Como consecuencia de estas migraciones y a las corrientes comerciales producidas en la Edad del Bronce, la isla cobró un gran protagonismo al encontrarse magníficamente situada en el centro de estas rutas comerciales en el Mediterráneo.

De modo que, por un lado recibía la beneficiosa influencia de las milenarias culturas de Egipto y los Imperios Orientales y por otra quedaba imbuida en el comercio del Mediterráneo.

Mientras en el interior y Sur de la isla, fundamentalmente en la llanura de Mesara, la economía se basaba en la agricultura y la ganadería, en la zona oriental de la isla destacaron sus fondeaderos, centros de pesca y comercio de una gran actividad económica y de relaciones comerciales, que indicaban ya lo que sería la rica navegación cretense.

Minoico Medio y reciente (Período Palacial) 1900-1600 a.C.

PRIMERA FASE: A comienzos de este período se produce un gran desarrollo demográfico y los hábitats se modifican. Sin embargo una destrucción brutal se produce alrededor del 1900. Se han dado diferentes interpretaciones a los motivos que provocaron esta destrucción:

– Una posible relación con las invasiones que acabaron con el Heládico Antiguo en Grecia continental y que pudo afectar a la isla.

– Una catástrofe natural.

– La posibilidad de una revolución interna, quizás desencadenada por agentes naturales (sequía, movimientos sísmicos, etc.) que provocaron el declive económico y político.

En cualquiera de los casos, pronto surge un nuevo período floreciente.

SEGUNDA FASE: En esta fase se inicia un período de prosperidad durante el cual se reedifican los palacios haciéndolos más ricos, espléndidos y de mayores dimensiones, aunque dentro de una estructura similar.

En este período florece en Creta la industria en distintas manifestaciones:

-Alfarería: Destacan los llamados vasos de Camarés, hechos a torno, de finas paredes y de una gran calidad y colorido.

-La orfebrería también es notable. Dagas y espadas están finamente trabajadas, vasos de plata con montura de oro y gemas donde se labraban retratos de hombres y figuras de animales.

El comercio marítimo fue de considerable importancia, siendo sus principales destinos Chipre, Siria y Egipto, pero ampliándose y alcanzando zonas como Mesopotámia.

En cuanto a la religión y los ritos funerarios se han descubierto un  gran número de figurillas femeninas magníficamente realizadas que dan la impresión de gran lujo y elegancia. Tienen faldas acampanadas  y abiertas. Sus peinados en forma de cuerno son tan complicados y asombros como sus tocados y sombreros. ( poner imagen dama hallada en el santuario de petsofa )

TERCERA FASE NEOPALACIAL

descarga (1)

Es también llamada de apogeo de la civilización minoica-

Evans lo presentaba como la transición a una nueva era, que se sucedía tras un período de destrucción por causas naturales, posiblemente debido a un gran movimiento sísmico que destruyó Cnoso y otros lugares como Arjanes y Malia.

En este nuevo surgimiento, aparecen ciertas modificaciones en la cultura material, en la organización política y en la sociedad. Es este el período de mayor apogeo de la cultura minoica.

Palacios   La reconstrucción del palacio de Cnoso viene acompañada de ciertas innovaciones, aunque conservando las características generales anteriores, quizás lo más destacable es que se acentúa el carácter monumental, así como la suntuosidad y riqueza de los revestimientos del suelo, los muros, la decoración mural de los frescos y sus juegos de columnas y pilares. Cnoso es la mayor de las edificaciones de este período con sus más de 1500 habitaciones y almacenes que, junto a las tablillas encontradas, nos indican su función administrativa y económica. Se construyó en torno a un patio rectangular central y disponía de explanadas a lo largo de sus fachadas con espacio suficiente para albergar a la población en las celebraciones populares y religiosas.

Es posible que los primeros palacios tuvieran ya decoraciones en sus muros interiores, aunque los célebres frescos de pintura al temple y escenas de carácter naturalista son propios de la segunda fase de los mismos en su período de esplendor.

Un gran avance en la decoración interior fue el revestimiento de alabastro en las paredes que les daba un magnífico aspecto.

Existían dentro del palacio talleres y almacenes con sus filas de Pithoi y cistas para contener fundamentalmente alimentos.

LA ECONOMÍA Y LA SOCIEDAD DE LA CIVILIZACIÓN MINOICA

Hablar de su arquitectura, cerámica, religión y palacios es muy atractivo, pero a mí siempre me ha gustado pensar que en todas esas actividades está la mano del hombre, de nuestros antepasados, unas personas que sufrían, se alegraban y sentían el dolor igual que nosotros. Por ello, voy a intentar mostrar su modo de vida haciendo hincapié en que eran nuestros remotos familiares.

Veamos su actividad económica

Agrícola:

 

La agricultura era una de las bases de la economía de la civilización Minoica. El palacio tenía su propio territorio, donde habitaban campesinos a su servicio. En sus almacenes se encontraban grandes vasijas de barro para depositar vinos, aceite, cereales, verduras, miel y otros productos que debieron exportar y fueron una de las bases de su riqueza.

Ganadería:

Registro de rebaño de ovejas, cabras, bueyes y cerdos en el sitio de si ra ro

Traducción: Registro de rebaño de ovejas, cabras, bueyes y cerdos en el sitio de si ra ro

La ganadería también se encuentra documentada en las tablillas minoicas. En ellas se citan grandes rebaños de carneros, cabras, cerdos y vacas, también animales domésticos y de tiro.

Manufacturera:

Además de la transformación de los productos agrícolas como el vino, el cereal y el aceite, había talleres artesanos para diferentes materiales, alfares, talleres de carpintería, escultores, vidrieros, herreros, curtidores, tintoreros y los telares todos ellos dedicados a elaborar los productos necesarios para la subsistencia y el comercio de estos centros palaciegos.

Mercantil:

20180813_103028.jpg

La segunda base de la prosperidad minoica es su gran actividad mercantil y marinera. Homero cita a Minos como el primer dominador de las aguas egeas (Homero, Odisea XIX 170-180). Pero además la importancia y la expansión de lo que se denomina La Talasocracia minoica en el mediterráneo está documentada a través de testimonio arqueológicos:

-Asentamientos comerciales minoicos o productos de esta procedencia en distintos lugares del Mediterráneo.

-Las excavaciones arqueológicas han demostrado la existencia de más de 22 puertos en la costa Sur de la isla, así como talleres de construcción naval.

Escritura:

Es muy posible que el proceso mercantil exigiera unos sistemas económicos relativamente complejos que, junto a las relaciones exteriores, provocaran la invención de la escritura en el III milenio. Esto también es aplicable a la civilización minoica en la que encontramos tres tipos de escrituras que además contienen anotaciones numéricas y signos que representan un sistema de medidas con sus unidades, múltiplos y submúltiplos.

El disco de Festo:

20180813_090806

La inscripción en espiral grabada en el llamado “Disco de Festo” sigue siendo en la actualidad una incógnita. Los tocados de pluma de las figurillas que aparecen en  ambas caras del disco no son propios de Creta, en cambio son tocados utilizados por algunos de los “Pueblos del Mar” que realizaron incursiones en el Egeo en torno al 1200 a.C. Parece ser que podían ser tocados carios, de ahí que se pensara que el famoso disco cretense fuera un informe o donación de Caria (Una antigua región histórica situada al sudoeste de la actual Turquía.) a un gobernante o dignatario de Festo ( la más rica y poderosa ciudad del sur de Creta)

SOCIEDAD CRETENSE

RELIGIÓN:

La religiosidad cretense ha sido calificada como naturalista. Aunque contemos con la posibilidad de que las grandes construcciones fuesen templo, lo que más destaca en la Creta antigua son los santuarios abiertos al aire libre en montes y bosques sagrados, así como las cuevas naturales que también ocuparían un lugar importante en el culto minoico, ya que la oscuridad de la cueva sagrada produciría una impresión de misterio y horror que acentuaría su carácter sagrado.

Desde los tiempos prehistóricos, en Creta existía una primacía religiosa femenina.escanear0031 (2)

La diosa cretense es, al parecer, la divinidad de la fecundidad, la que hace fructificar la naturaleza, señora de montañas y vegetales. Aparece representada bajo el árbol de la vida en la primavera. Casi siempre su culto era atendido por sacerdotisas.

A esta diosa minoica se le asocia un dios padre, hijo o amante que se mantiene junto a ella en un cierto orden de inferioridad. Este dios, por su fuerza creadora adoptaría la forma animal del toro.

Además de la adoración a las divinidades, los cretenses rindieron culto, a la piedra en bruto, o tallada, y al árbol.

RITOS Y CULTOS

 

Los cretenses decían que los honores dirigidos a los dioses y los ritos de iniciación eran originarios de la isla, siendo recogidos e imitados por otros pueblos (Diodoro de Sicilia, bibliot. Hist. V, 79)

Los actos rituales de religión más frecuentes e importantes eran los de adoración y sacrificio a las divinidades.

Las investigaciones arqueológicas han sacado a la luz un gran número de lugares donde existían restos de víctimas inmoladas ya en el III y II milenio a.C. Allí se han hallado, entre espesas capas de ceniza, figurillas humanas y también reliquias votivas con formas de miembros humanos arrojados a grandes hogueras propiciatorias dedicadas a la diosa de la naturaleza.

Los sacrificios podían ser cruentos, sacrificándose bueyes, ovejas, cabras y cerdos, pero con mucha más frecuencia se celebraban ofrendas incruentas sobre altares, árboles y plantas sagradas, sobre los se ofrecerían granos, frutos o libaciones de líquidos. Es posible que se derramaran en libación los tres líquidos que se citan en los poemas homéricos: agua, vino e hidromiel.

Es muy posible que las festividades y ceremonias religiosas estuvieran acompañadas de juegos. Es muy significativo que los propios griegos considerasen que los concursos gimnásticos y musicales eran originarios de Creta.

descarga (3)

Posiblemente el juego más famoso y espectacular fue el denominado “Tauromaquia” representado en los frescos de Cnoso. Otro deporte representado en los frescos minoicos es el pugilato. En los poemas homéricos se cita la habilidad de los gimnastas cretenses y se narra el combate entre Epeo y Eurialo con la victoria del primero (Homero, Ilíada, XXIII  676 «Y tan sólo se levantó para luchar con él Euríalo, varón igual a un dios, hijo del rey Mecisteo Talayónida; el cual fue a Tebas cuando murió Edipo y en los juegos fúnebres venció a todos los cadmeos. El Tidida, famoso por su lanza, animaba a Euríalo con razones, pues tenía un gran deseo de que alcanzara la victoria, y le ayudaba a disponerse para la lucha: atole el cinturón y le dio unas bien cortadas correas de piel de buey salvaje. Ceñidos ambos contendientes, comparecieron en medio del circo, levantaron las robustas manos, acometiéronse y los fornidos brazos se entrelazaron. Crujían de un modo horrible las mandíbulas y el sudor brotaba de todos los miembros. El divino Epeo, arremetiendo, dio un golpe en la mejilla de su rival, que le espiaba; y Euríalo no siguió en pie largo tiempo, porque sus hermosos miembros desfallecieron. Como, encrespándose la mar al soplo del Bóreas, salta un pez en la orilla poblada de algas y las negras olas lo cubren en seguida; así Euríalo, al recibir el golpe, dio un salto hacia atrás. Pero el magnánimo Epeo, cogiéndole por las manos, lo levantó; rodeáronle los compañeros y se lo llevaron del circo —arrastraba los pies, escupía negra sangre y la cabeza se le inclinaba a un lado;— sentáronle entre ellos, desvanecido, y fueron a recoger la copa doble»

Es muy probable que las ceremonias y festividades religiosas fuesen acompañadas de danzas y cánticos como parecen indicar las procesiones de bailarinas representadas en los frescos minoicos.

MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS CRETENSES

El pueblo cretense ha dado siempre la impresión de ser un pueblo artista. Lo más particular del arte cretense es que se extiende a todo y a todos. En las casas más modestas se encuentran objetos comunes con diseños artísticos y estéticos, añadiéndoles detalles de ornamentación que hacen de ellos objetos fuera de lo común.

Las invenciones se multiplicaron. Ya en el siglo XVII a.C. se servían de un torno de rotación lenta y a partir del XVI se generalizó el de rotación rápida. Para perfeccionar sus técnicas, aceptaban con interés las lecciones del extranjero, así llegaron a ellos influencias asiáticas (Babilonia) y la egipcia, sin embargo todas las importaciones adquirieron en Creta una nueva vida.

El arte cretense puede definirse por su libertad y movimiento.

PINTURA

Ya en el III milenio, los muros de las casas cretenses recibían dos capas de yeso, de las cuales la más fina estaba pintada de rojo.

En el siglo XVII a.C. se edificaron los Primeros Palacios y el pintor de frescos domina a la perfección su técnica. Lo que principalmente representan son: animales, plantas y seres humanos, aunque los pintores sienten una gran predilección por el toro y los animales marinos.

Fuera de Creta no existe pintura mural en los países del Egeo antes del s. XVII y los frescos que aparecerían posteriormente imitan a los cretenses en técnica, estilo y temas.

ESCULTURA

El arte del relieve pintado muestra la transición entre la pintura y la plástica. En Creta no hubo gran escultura. Sólo se conocen objetos pequeños.

CERÁMICA

En Creta se convierte pronto la vajilla ordinaria en producto de lujo.

Ya en las capas más profundas de la Creta neolítica, la alfarería está en pleno progreso. La pasta se afina. La cocción da un color uniformemente negro y después amarillento. Una vigorosa pulimentación a mano produce un lustre brillante y las incisiones, generalmente dispuestas en espiga y a veces en rama de árbol.

20180813_103120

Hacia comienzos del III Milenio, los progresos de la metalurgia influyen en la alfarería, dándole más temperatura. Los ceramistas de Festo producen vasos de color rojo lustroso, cuyo barniz licuado a fuego forma una especie de esmalte.

Con la llegada de la Edad del Bronce, la Técnica se mejora. Los vasos, jarras o “pithoi” son de gran tamaño, adapta a sus vasos picos enormes y a veces le da forma de mujer o pájaro.

Entre el 1900 y 1600 a.C. el arte cerámico alcanza su apogeo. Los príncipes que hacen construir los palacios dan un gran impulso a la cerámica artística. Los maestros más refinados se instalan en el mismo Palacio de Cnoso.

Los colores de los objetos cambian a un negro, susceptible de adquirir por cocción un tono purpúreo y una brillantez de esmalte;  blanco, ocre amarillo o rojo.

Los motivos utilizados a lo largo de la historia de la cerámica cretense son:

-Lineales, curvilíneos de una variedad y maestría sorprendentes y cuando aparecieron las espirales, alcanzaron una elegancia original y refinada.

– motivos vegetales

– fauna marina (tentáculos de pulpo y delfines nadando entre rocas)

En hombre  no se representa nunca. Incluso los animales terrestres se dejan de lado.

FIN DE LA CULTURA MINOICA

La mayor parte de los centros minoicos fueron destruidos en torno a la mitad del segundo milenio. Sobre esta misma época el volcán de Thera tuvo una de sus erupciones más fuertes y violentas después del período Pleistoceno. Los efectos de la erupción volcánica fueron destructivos en el mundo egeo en un radio de más de 120 kilómetros a causa de la lluvia de ceniza y los efectos del gigantesco maremoto producido.

Sin embargo, se sabe que Cnoso sufrió varios movimientos sísmicos a los que la población supo sobreponerse, restableciendo e incluso superando su prosperidad y economía. El problema surge ante el total abandono de edificios y tierras tras la destrucción. Es posible que se sucedieran luchas internas, descomposición del poder político, pérdidas humanas, caída del comercio y la economía. Es posible que los desastres y catástrofes naturales no hicieran sino aumentar, o tal vez provocar la caída total del poder y esplendor minoico.

En cualquier caso es posible que fueran diversas las causas que provocaron la caída del poder minoico y ruina de la talasocracia.

 

Referencias:

-Introducción a la Historia Antigua -El mundo griego Pilar Fernández

-La civilización Minoica-Knoso sosso logiadou-Platona

-Manual de Historia universal. Prehistoria Pdro Aguayo Hoyos

-Arte Frederick Hartt

 

Fotografías:

José Manuel Corrales Varo

Wikipedia

ABC.es

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s