EL FEUDALISMO EN ESPAÑA

Antes de comenzar a comentar los distintos puntos de vista relacionados con la existencia o no existencia del feudalismo en España, voy a hacer una pequeña introducción sobre este sistema de gobierno y de organización económica, social y política, propio de la Edad Media. En mi entrada sobre la caída del feudalismo y el nacimiento de la burguesía, podréis encontrar más información, sólo tenéis que clicar aquí.

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FEUDALISMO EN EUROPA

250px-hommage_au_moyen_age_-_miniature

-Con el aumento de las conquistas de los nómadas, alrededor del 500 d.C., la mayoría de los antiguos imperios agrarios entraron en decadencia.

-Hacia el 1000 o 1200 comenzaron los progresos en los avances tecnológicos y la organización socio-política en todo Occidente. Sería en ese momento en el que aparecería el período clásico de las sociedades feudales en Europa. Con estas nuevas sociedades volvieron a surgir las desigualdades extremas.

– Hechter y Brunstein describen con detalle el desarrollo del sistema feudal y cómo las desigualdades de este sistema se hicieron posteriormente más rígidas.

Nos indican que antes del 1200 d.C., en Europa existían tres modos de producción agrícola y tres formas diferentes de organización social

  1. El modo pastoral sedentario que implicaba la existencia de hogares autosuficientes vinculados mediante parentesco. En tono al Mediterráneo predominaba un modo de producción basado en el comercio de pequeñas mercancías. Aquí la tierra se trabajaba en pequeñas unidades independientes cuya producción estaba orientada al comercio y a las ciudades, que eran más numerosas en esta zona
  2. El modo feudal:  Existía un sistema de señoríos, con terratenientes y arrendatarios. La producción agrícola era una operación más colectiva y organizada. El gran tamaño de las unidades de tierra no variaba con el paso de los años porque no se subdividía de generación en generación, la producción aumentó y se produjo un mayor excedente debido, sobre todo, a los novedosos avances tecnológicos de la época. Como era más eficaz, el modo feudal se impuso en toda Europa.
  3. Al principio, el sistema feudal consistía en la existencia de numerosos señoríos bastante independiente y dominados, cada uno, por la nobleza local. Pero el aumento de riqueza y poder de algunos terrateniente les permitió dominar a otros terratenientes. Surgió así una nobleza más poderosa y rica, lo que generó un mayor grado de desigualdad entre la nobleza y el pueblo llano. Estas desigualdades se solidificaron aún más hacia el 1300 d.C. con la aparición de los Estados modernos
  4. Hacia el siglo XIV las revueltas campesinas se extendían por Europa más que en ningún otro momento anterior. Al mismo tiempo, en las ciudades, una acomodada clase comercial comenzó a desafiar el poder y la riqueza de la nobleza. En respuesta a ambos desafíos, la nobleza se unió para crear nuevos sistemas estatales con suficiente poder como para mantener sus posiciones de privilegio.     

¿HUBO O NO HUBO FEUDALISMO EN ESPAÑA?

descubre-quienes-eran-los-senores-feudales-655x368

Los historiadores se han planteado, en los últimos tiempos, si hubo o no feudalismo en España. Al hablar de feudalismo en España hay que hacer una precisión ya que todo el mundo acepta la existencia de feudalismo en Cataluña, lo que se discute es si lo hubo en Castilla-León, porque en las fechas en las que el feudalismo está en vigor, el resto de la península está bajo el dominio musulmán y ,como comenté en mi entrada Al-Andalus (pinchad en la palabra para acceder al artículo), en la zona económica musulmana se produjo un extraordinario desarrollo de las ciudades, de la artesanía y del comercio interior e internacional; sin embargo, en las zonas no dominadas por el Islam continuó el predominio de la economía de la explotación de la tierra.

HISTORIADORES QUE NIEGAN LA EXISTENCIA DE FEUDALISMO EN CASTILLA-LEÓN

-La idea de la no feudalización de España fue defendida a comienzos del siglo XIX, por el clérigo ilustrado Francisco Martínez Marina, el cual afirmaba que: «El gobierno de los Reinos de Asturias, León y Castilla eran inconciliables, por sus principios, leyes y circunstancias, con las monstruosas instituciones de los gobiernos feudales.»

José Sánchez Arcilla, en su libro “Alfonso XI” afirma: « En la actualidad parece que está fuera de toda duda que, salvo Cataluña, los restantes Reinos hispánicos no llegaron a adquirir una forma de organización política “feudal”. Desde un punto de vista técnico-jurídico no puede perderse de vista que el “feudum” es una institución jurídica, aunque obviamente tenga implicaciones sociales y económicas. Se puede afirmar que desde un punto de vista político León, Castilla, Aragón o Navarra, no se organizaron de acuerdo a las pautas del régimen feudal.»    

Sánchez Albornoz: Él afirma que fuera de Cataluña, que conoció el mundo feudal por su temprana y estrecha vinculación con el mundo franco, el feudalismo no maduró en España. En su libro “España enigma histórico” afirma que sólo en la naturaleza jurídico-política estaría relacionada con el feudalismo. Con lo cual, concluye que en España hubo elementos parciales del feudalismo, pero llegados tardíamente e implantados de forma muy débil.

Luis García Valdeavellanos afirmó en su libro “Las instituciones feudales en España” que el sistema feudal no arraigó plenamente en los reinos cristianos. Ambos autores defienden que no existió feudalismo ya que no existieron instituciones feudales

Según Valdeavellano el vasallaje era una relación de servicio, amistad y protección pactada entre dos hombres de condición social noble, por la que uno de ellos (el vasallo) vinculaba su persona a otro (el señor) jurándole fidelidad, comprometiéndose a servirle, especialmente en la guerra, y recibiendo del señor sustento, mercedes y dones especiales. El vasallaje fue en sus orígenes una relación de encomendación o patrocinio, pero la índole noble de los servicios armados que los vasallos debían a su señor, pronto dio a la vinculación vasallática su carácter peculiar. El vínculo que así establecía no mermaba la liberad del vasallo, que sólo quedaba obligado a guardar fidelidad al señor, a defenderlo con las armas, a seguirlo en la guerra y cuando el señor lo requiriese, su servicio, consejo o compañía.

AUTORES QUE DEFIENDEN LA EXISTENCIA DEL FEUDALISMO EN CÁSTILLA-LEÓN

Francisco de Cárdenas sostenía que sí hubo feudalismo hispano. En la edición que se hizo en el año 1866 del texto castellano de mediados del siglo XIV, del libro “Becerro de las Beherías”, nos describe en todo su esplendor el feudalismo nacional en el último tercio de la Edad Media.

Antoni Furió en su libro “Historia del País Valencià” trata el tema “Del feudalismo al capitalismo” para referirse a las transformaciones que se produjeron en la sociedad valenciana en el transcurso del siglo XIX. En este caso, no solo admite la existencia del feudalismo en las tierras valencianas, sino que el mismo se prolonga hasta una época bien posterior a la Edad Media.

Noel Salomón (francés) en su libro “La vida social urbana en tiempos de Felipe II” señala la presencia de un modo de producción feudal en el mismo s. XVI que él estudió.

García de Cortázar, en su tesis doctoral sobre el monasterio de S. Millán de la Cogoya, demuestra que el modo de producción feudal es aquel a través del cual se estructura la formación social de Castilla-León en la Edad Media.

«La Edad Media es, ante todo, —dice el autor en la Introducción— una época campesina: la tierra es entonces la gran protagonista; en ella se emplean los esfuerzos de una gran mayoría de los hombres y de ella obtienen sus recursos ellos y aquellos a quienes alimentan. A través de las relaciones con la tierra se estructura toda la jerarquía social, de la que sólo unos poquísimos individuos —los mercaderes incipientes— no estarán en contacto obligado con el suelo. Pero, siendo una minoría — importante pero escasísima —, no consiguen paliar la imagen de un mundo presidido por los ciclos agrícolas, fuertemente anclado en la tierra, en constante vigilancia del color de las nubes, del caudal de los ríos, de los mil signos, en fin, de los elementos que, sin remedio, acechan sus cosechas».

Julio Valdeón, afirma la articulación de la sociedad española como un modo de producción feudal

Bartolomé Clavero en su tesis doctoral “Mayorazgo. Propiedad feudal en Castilla 1369-1836” señala que hasta la revolución burguesa del siglo XIX, se afincó en Castilla el modo de producción feudal y analizó la propiedad feudal de la tierra en esa tierra como expresión objetiva de las relaciones socio económica de la sociedad feudal.

Salustiano Moreta Para él el feudalismo en España tiene varias etapas:

  1. a) desde el siglo V hasta el XIV (Primera crisis del sistema feudal)
  2. b) desde el siglo XIV hasta el XIX

La primera fase es la que considera de formación del feudalismo. Se desarrolla fundamentalmente entre los siglos V y IX, surge a partir de la desintegración de la sociedad esclavista romana y la consolidación del estado visigodo. Para el profesor Barbero y Vigil en su libro “La formación del feudalismo en la península ibérica” durante este período se desarrollaron en la Península relaciones de dependencia en todos los niveles.

Entre los siglos XI y XIV se produce la expansión y consolidación del feudalismo paralelamente al proceso de Reconquista, de forma que a medida que Castilla-León van conquistando tierras, van introduciendo el feudalismo. Con la penetración de los cristianos en las tierras de los árabes, se produce el cambio al modo de producción tributario árabe por el modo de producción feudal de los cristianos.

De acuerdo con el planteamiento de Bartolomé Clavero, la Reconquista significó el proceso de feudalización de la Península.

AÑOS 70

 

A comienzos de la década de los setenta se publicó en España una obra colectiva, aparecida inicialmente en Francia, que llevaba por título “El feudalismo”. En la mencionada obra participaban historiadores de gran renombre, como Charles Parain, Pierre Vilar, Albert Soboul, etc. Así presentaba Charles Parain los caracteres generales de la sociedad feudal:

1º «Las relaciones sociales de producción están forjadas esencialmente en torno a la tierra, porque reposan sobre una economía de predominio agrícola»;

2º «Los trabajadores tienen derechos de usufructo y de ocupación de la tierra, pero la propiedad de la misma pertenece a una jerarquía de señores…»;

 3º «A esta base económica corresponde toda una red de vínculos personales: una parte de los trabajadores no goza de una completa libertad personal; no hay “esclavitud” sino “servidumbre incluso entre los mismos señores, el sistema de propiedad está unido a un sistema de deberes (sobre todo militares) para con la persona del superior».

En los setenta se produjo un cambio en la concepción historiográfica del feudalismo así Salvador Moxó en en su trabajo “Sociedad, estado y feudalismo” defendía una línea intermedia entre la concepción clásica de lo feudal, restringida a los aspectos político-jurídicos y la marxista, que según él, se centraba exclusivamente en lo económico. Él proponía analizar el feudalismo a través del eje de lo social.

VISIÓN ACTUAL DEL FEUDALISMO EN ESPAÑA

Hoy el concepto que existe del feudalismo, se proyecta sobre el conjunto de la sociedad, incluyendo lo económico, lo social y lo jurídico-político, pero reconociendo al mismo tiempo que buena parte de sus elementos subsistieron hasta la desaparición del régimen.

CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DEL FEUDALISMO EN ESPAÑA:

salvador de moxo

-Predominio de la producción agrícola en el ámbito económico y la ruralización de la sociedad. Hubo una cierta actividad mercantil en los núcleos urbanos, pero el eje era la agricultura.

-Se establecen unas relaciones de producción en torno a la propiedad feudal de la tierra en la que hay una extracción de una renta feudal a los campesinos por parte de los señores. En definitiva, son los señores quienes se apropian del excedente campesino.

-Esta sociedad feudal se articulaba en dos bloques sociales antagónicos e inseparables del modo de producción feudal: los señores y los campesinos.

De esta forma, si la sociedad cristiana de la Península, presenta estas características, no cabe duda de que en la España cristiana hubiera feudalismo.

 

Bibliografía:

Historia de España (Alianza -Alfaguara)

Juan Antonio Lacomba

Estratificación social y desigualdad Harold R. Kerbo

El feudalismo histórico en la historiografía reciente  Julio Valdeón Baruque

Fotografías:

Wikipedia

Ricardo Rocha Guzmán

Instituto Cervantes
Archivo municipal de Burgos

O.K.DIARIO

7 comentarios en “EL FEUDALISMO EN ESPAÑA

  1. luis

    querer mezclar el reino de león con el de castilla es como comparar peras con manzanas, ,años luz en cuanto a funcionamiento , nada que ver en sus leyes , sus fueros y su manera de gobernar , si es cierto que con el tiempo, con el predominio del reino de castilla, se fueron imponiendo sus costumbres , entre ellas en feudalismo europeo, pero nunca al nivel del de castilla

    Le gusta a 1 persona

  2. Cea Orbigo

    Un artículo histórico, se supone con rigor histórico:

    Castilla-León no existe, existe Castilla Y León, existe Castilla-La Mancha. No existe Castilla y La Mancha.
    Existieron los reinos de León, de Castilla, de Navarra, …

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy interesante, pero añadiría las fechas a los autores citados ya que es sumamente importante para su contexto. igualmente haría un análisis más detallado de en qué consistía el feudalismo, para poder juzgar mejor por qué en algunos territorios europeos se considera que tuvieron sin duda, y que diferencias se daban en los territorios que hoy son España. Muy buen trabajo igualmente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias. Es posible que no lo haya estructurado bien, pero mi intención era dividirlo por etapas: los anteriores a los sesenta, los del sesenta, setenta y actuales. En cuanto al detalle de en qué consistía el feudalismo, hice unos enlaces a otros artículos donde lo explicaba mejor en qué consistía el feudalismo y cómo fue esa etapa en Al-Andalus. La idea era no alargar demasiado esta entrada. Muchas gracias por tus aportaciones. Saludos

      Le gusta a 1 persona

  4. Rosario Osorio Domínguez

    Muy interesante y bien documentado. Hace muchos años leí el libro de François Ganshof y creo recordar que la suya era una visión muy “francocéntrica” del feudalismo. El francés era el “feudalismo clásico” y todo lo que se desviará de él era más bien una especie de “semifeudalismo”. Ademán, Ganshof estudiaba casi en exclusiva las instituciones feudovasalláticas sin considerar otros aspectos sociales, económicos o culturales del feudalismo. Tal vez de esa visión – propia de los historiadores institucionalistas- proceda la idea de que Castilla no tuvo de veras feudalismo. También recuerdo que un profesor de la carrera nos decía que hoy muchos historiadores prefieren usar el término “feudalidad” en vez del término “feudalismo”, menos amplio. En fin, el tema siempre me ha entusiasmado y se podría hablar de él largo y tendido. Muchas gracias por este artículo tan ameno, bien contado y muy bien documentado. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s