EL CAMBIO EN LA MONEDA, LA BANCA Y EL CRÉDITO EN EL SIGLO XVI

Entre los siglos XVI, XVII y parte del XVIII, se van a producir cambios sustanciales en la vida financiera, pues va a existir un enriquecimiento de la circulación monetaria, se va a desarrollar el sistema bancario y el sistema de crédito; bosquejándose un circuito financiero encuadrado en las distintas plazas financieras del mundo. Lo cierto es que el uso de las nuevas monedas, la banca o las corrientes de crédito ya existían desde hacía siglos, la diferencia es que en ese momento se aplicaron masivamente.

LA MONEDA

A lo largo de los siglos XVI, XVII y XVII van a coexistir dos sistemas monetarios

LA CORRIENTE MONETARIA METALISTA:

se basa en la moneda metálica, real. Esta corriente va a tener tres ciclos desde el siglo XVI al XVIII, cada uno de ellos dominado por un metal:

  1. Ciclo del oro: desde los años 1450-1550. Las fuentes del oro en este período son:

-Hasta principios del siglo XVI, oro africano controlado por los portugueses.

-Desde principios del XV, oro americano que llega a España.

2- Ciclo de la plata: Va desde 1550 hasta principios del s. XVII. Las fuentes de la plata son las americanas, llegan a Europa vía Castilla.

3-Ciclo del cobre: Va desde principios del siglo XVII a 1680. Se entra en este ciclo debido a que los déficits comerciales del mundo occidental se compensan con la salida de este metal precioso, lo que origina que la circulación monetaria en los países se base en el cobre (a esta moneda en Castilla, se le llama “vellón”)

Aproximadamente a partir  de 1680 va llegar hacia Europa el oro de Brasil, su llegada afectará sobre todo a las áreas litorales y provocará lo que algunos han llamado “el cambio de coyuntura de fines del siglo XVIII” ; sin embargo en ese siglo circula ya la moneda no metálica.

LA CORRIENTE NO METALISTA (billetes):

Basada en la moneda no metálica  que abre el camino a la moneda fiduciaria (basada en la fe). Los libros de Historia Económica señalan la fecha de 1661 como muy importante en lo referente a la moneda fiduciaria, ya que en esa fecha,  Johan Palmstruch (fundador del Banco de Estocolmo) crea en 1661 los “Kreditivsedlar» (papel de crédito temporal). Éstos eran de confección rústica y escritos a mano. De la segunda emisión poco se conoce, se realizó entre los años 1662 – 1664 esta vez ya impresos; aunque lo cierto es que no es la primera forma de moneda fiduciaria, sino que ésta es una forma más perfeccionada y a partir de ahí se va a ir implantando.; así por ejemplo, a finales del siglo XV existen recibos de depósito que a veces circulaban como moneda de pago. Lo que hacen en Estocolmo es institucionalizar este sistema; el cual empieza a implantarse en el siglo XVIII, siendo Inglaterra el país donde más arraiga, generalizándose estos billetes de papel, “al portador”. Esta generalización tiene tres características:

  1. A partir del siglo XVIII, empieza a ser una práctica muy habitual, dando una cierta estabilidad a los sistemas monetarios
  2. El sistema no metálico tendrá problemas, pero mostrará sus ventajas y se implantará poco a poco pese a la crisis que sufre, desembocando en los sistemas monetarios que existen hoy día.
  3. La aparición de este sistema monetario implica necesariamente la implantación de una estructura financiera (intermedia) cada vez más relacionada y consolidada. Esto ayudará al afianzamiento del capitalismo.  

LA BANCA 

Se desarrollará paulatinamente a los largo de los siglos XVI al XVIII y apoyará, en su desarrollo; a la implantación del capitalismo, siendo una pieza clave en el proceso de desarrollo económico que se da en estos siglos.

La banca tampoco es un descubrimiento de esta época; ya que antes del siglo XVI, en la Edad Media, existían unas primitivas actividades bancarias, pero éstas toman forma a partir del siglo XVI, en el que la banca tendrá un gran desarrollo, realizando fundamente tres actividades:

  1. El deposito del dinero, como forma de canalizar unos ahorros.
  2. En función de esos depósitos, la banca comenzará a desarrollar actividades de crédito y a funcionar como intermediario financiero
  3. Comenzará a emitir una primera forma de billetes (promesas de pago)

EL CIRCUITO FINANCIERO     

Como consecuencia del cambio en la moneda y de la actividad bancaria, aparecen las llamadas plazas financieras, claves en el mundo Occidental. Las más importantes van a ser:

-Ausburgo (en Alemania)

-Lyon (en Francia)

-Amberes y Amsterdam (en los Países Bajos)

-Londres

-También en España existirían plazas financieras; en Castilla será Medina del Campo la gran plaza financiera.

—ciertas ciudades italianas, sobre todo Florencia.

A los largo de los siglos XVI y XVII se va a crear un circuito financiero que relaciona estrechamente estas grandes plazas financieras. Para los españoles, el circuito financiero será: Medina del Campo, con Florencia, con Lisboa, con Amberes o Ámsterdam.

Por este camino se va agilizando el sistema bancario, sobre todo en los mecanismos de crédito, recurriendo a los depósitos; esto que arranca en el siglo XVI se afianza en el siglo XVIII, de esta forma la banca apoyará el afianzamiento del capitalismo y el desarrollo de la banca afianzará unos circuitos financieros.

LOS CRÉDITOS

La banca realizará grandes operaciones de crédito; sobre todo con los príncipes y reyes. Por ejemplo Carlos I de España logró ser rey de Alemania gracias al dinero que le prestaron los Fugger (familia de banqueros), con el cual pudo pagar a los que tenían que nombrarlo rey.

Se produce pues una vinculación entre los estados y el sistema bancario, en la que participaron banqueros alemanes, italianos, holandeses y judíos; los cuales concedían créditos internacionales a los estados modernos que aparecen y que necesitan mucho dinero. Estos créditos internacionales eran hechos por banqueros o por consorcios de banqueros; los cuales daban créditos internacionales a un altísimo interés. Estos créditos suponían graves peligros y ocasionaron la quiebra de muchos banqueros.

En definitiva: Esta vinculación crea unos mecanismos financieros internacionales con graves problemas, sobre todo quiebra de estados que no pueden hacer frente a los pagos. Por otro lado, esta estrecha vinculación entre los estados modernos y el sistema bancario contribuirá al afianzamiento del capitalismo. Un desarrollo de este tipo, obliga a que se desarrollen también los mercados de dinero (las Bolsas) y junto a esto, lo que antes habían sido mercados de productos (ferias) poco a poco se van convirtiendo en plazas financieras. Estas plazas financieras jugaron un papel decisivo en el desarrollo del capitalismo, del siguiente modo:

En esas plazas se obtienen créditos, que se invierten en la producción, la cual se destina al comercio, con lo cual por esa vía el capital va penetrando cada vez más en el mundo Occidental.  

DOMINACIÓN ECONÓMICA   

Desde que nació en moderno sistema mundial, siempre han existido una serie de naciones centrales que compitieron entre ellas por la dominación económica, la hegemonía sobre las  demás naciones y el acceso a los recursos mundiales.

Una nación es dominante, cuando se dan las siguientes condiciones:

  1. Es importante que sea dominante en la productividad. Una nación dominante elabora productos de alta calidad y a bajo precio, en comparación con otras naciones.
  2. Dominación en el mercado. En esta situación la balanza comercial se inclina hacia la nación dominante porque hay más naciones que compran los productos de la nación dominante que los que ésta compra de aquellas.
  3. Dominación financiera: Con una balanza comercial favorable llega más dinero a la nación del que sale de ella.
  4. Dominación militar:

ESPAÑA Y PORTUGAL

Estos fueron los primeros países que intentaron alcanzar esta posición dominante, pero fracasaron porque se expandieron en exceso y adquirieron demasiados compromisos militares y territorios coloniales. 

HOLANDA

El primer país que logró una clara dominación fue Holanda en el siglo XVII. Los holandeses lograron esta dominación una vez que su revolución política instauró un estado modernizado; puesto que los holandeses habían experimentado la primera “revolución burguesa”, algo que les proporcionó más independencia de los Habsburgo de España y tuvo como resultado el establecimiento de un nuevo sistema político que apoyó a la nueva clase capitalista, un nuevo sistema financiero que algunos historiadores califican de revolucionario; así como el desarrollo de nuevas tecnologías, sobre todo en la industria de la construcción de barcos. Sin embargo, aunque llegó a ser la nación dominante, su declive llegó en relativamente poco tiempo. Los motivos que lo provocaron fueron:

  1. Otras naciones copiaron los nuevos métodos de producción y banca ideados por los holandeses.
  2. Otras naciones en vías de industrialización comenzaron a desafiar la dominación económica holandesa, sobre todo Inglaterra y Francia
  3. El aumento de su novel de vida hizo que sus productos fueran menos competitivos, puesto que propició un aumento de los costes de producción, lo que hizo que sus productos fueran menos.
  4. Aunque Holanda seguía teniendo poder financiero, sus banqueros, en busca de inversiones lucrativas, se marcharon del país en mayor medida que en el pasado, dirigiéndose principalmente a Inglaterra

FRANCIA E INGLATERRA

Cuando Holanda perdió su posición fueron Francia e Inglaterra las que lucharon por alcanzar la hegemonía.

Los holandeses habían luchado a menudo contra los británicos, pero a principios del siglo XVIII se convirtieron en sus aliados, de tal forma que fue la inversión holandesa en Inglaterra lo que hizo que este país avanzara en las áreas de la productividad y el comercio. Fue el apoyo holandés lo que ayudó a los ingleses a derrotar a Francia.  

Hay que señalar que lo que perjudicó a los franceses fue su estructura política obsoleta y su rígido sistema de estratificación dominado por la vieja a aristocracia agraria.

Guillermo III se presenta como Rey de Inglaterra ante el Parlamento (1689)
Fue él quien aprobó la carta de derechos (Bill of Rights) que convirtió a Inglaterra en una monarquía parlamentaria.

La clase capitalista en Inglaterra logró dominar a la vieja aristocracia terrateniente hacia principios del siglo XVIII, aunque esto sucedió durante un período más largo que en los Países Bajos. Pero en Francia la revolución burguesa de 1789 llegó demasiado tarde para alcanzar la dominación en la nueva era del mundo moderno y la competencia capitalista. Antes de 1789 la vieja aristocracia terrateniente aún dominaba el gobierno francés y se oponía a la introducción de reforma en materia política económica y financiera que podrían haber hecho que su economía fuese más competitiva con Inglaterra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s