PROMETEO, PANDORA Y LA ESPERANZA

Me llamo Esperanza y eso ha significado que desde pequeña haya escuchado “la esperanza es lo último que se pierde”. Esa frase me ha acompañado toda la vida y mi curiosidad, como la de Pandora, me llevó a investigar qué significaba aquella sentencia. Esta entrada la he querido dedicar a este mito griego que nos habla de la esperanza y que no me queda muy claro si los dioses nos la reservaron o nos la negaron.

LOS MITOS

descarga (1)

Por filosofía entendemos una manera de pensar totalmente nueva que surgió en Grecia alrededor del año 600 a.C. Hasta entonces, habían sido las distintas religiones las que habían dado a la gente las respuestas a todas las preguntas que se hacían. Estas explicaciones religiosas se transmitieron de generación en generación a través de los mitos. Un mito es un relato sobre dioses, un relato que pretende explicar el principio de la vida.

Por todo el mundo surgieron, en el transcurso de los milenios, una enorme flora de explicaciones míticas a todas las cuestiones que se planteaba el hombre, porque los seres humanos se sentían necesitados de encontrar explicaciones a los procesos de la naturaleza, seguramente la gente no podía vivir sin tales explicaciones y entonces inventaron los mitos ya que en aquellos tiempos no había ciencia para explicarlos.

Esas explicaciones míticas fueron rechazadas posteriormente por los filósofos griegos. Sin embargo, los griegos tenían su visión mítica del mundo cuando surgió la primera filosofía. Durante siglos habían hablado de los dioses de generación en generación. En Grecia los dioses se llamaban Zeus y Apolo, Hera y Atenea, Dionisio y Asclepio, Heracles y Hefesto, entre otros.

Alrededor del año 700 a.C., gran parte de los mitos griegos fueron plasmados por escrito por Homero y Hesíodo. Con esto se creó una nueva situación, al tener escritos los mitos, se hizo posible discutirlos y así los primeros filósofos griegos criticaron la mitología de Homero sólo porque los dioses se parecían mucho a los seres humanos y porque eran igual de egoístas y de poco fiar que nosotros. Por primera vez se dijo que quizás los mitos no fueran más que imaginaciones humanas.

Encontramos un ejemplo de esta crítica de los mitos en el filósofo Jenófanes, que nació en el 570 a.C. «Los seres humanos se han creado dioses a su propia imagen» «Creen que los dioses han nacido y que tiene cuerpo, vestidos e idioma como nosotros. Los negros piensan que los dioses son negros y chatos, los tracios los imaginan rubios y con ojos azules. ¡Incluso si los bueyes, caballos y leones hubiesen sabido pintar, habrían representado dioses con aspecto de bueyes, caballos y leones!»

Precisamente en esta época, los griegos fundaron una serie de ciudades-estado en Grecia y en las colonias griegas del sur de Italia y en Eurasia. En estos lugares los esclavos hacían todo el trabajo físico, y los ciudadanos libres podían dedicar su tiempo a la política y a la vida cultural. En estos ambientes  urbanos evolucionó la manera de pensar de la gente. Se dice que tuvo lugar una evolución de una manera de pensar mítica a un razonamiento basado en la experiencia y la razón. El objetivo de los primeros filósofos era buscar explicaciones naturales a los procesos de la naturaleza.

CONTEXTO HISTÓRICO

Godward, John William, 1861-1922; Expectation

La aparición de la agricultura dio lugar a la primera revolución cultural de la Humanidad. La agricultura –y después la ganadería– supuso el apego a una tierra determinada –la tierra natal–, la aparición del concepto de propiedad de la tierra, una incipiente acumulación de riqueza y la transformación de la organización tribal-familiar. Las nuevas familias tienen una forma patriarcal. Un patriarca con varias mujeres –de las que una o unas asumen la forma de esposas y las otras son concubinas o esclavas de las esposas– suele reunir una prole numerosa, que le ayuda en las faenas del campo y que puede constituir, si es preciso, un pequeño ejército. Un ejemplo de esa familia patriarcal es la familia de Jacob en el Génesis.

LOS VALORES PATRIARCALES

300px-The_infancy_of_Zeus

Pero estos rasgos de las sociedades patriarcales agrícolas resultan irrelevantes si no se asocian a la cultura que los constituye y fundamenta. Esa cultura patriarcal-agraria se funda en una concepción del tiempo y del espacio ligada a la tierra y en una comprensión unitaria de los valores. Las fábulas educaban en los elementos de cohesión de la tribu, proponiendo los valores esenciales para la convivencia :la bondad, la verdad, la justicia y la belleza.

PROMETEO- PANDORA DE HESÍODO

Suele interpretarse el mito de Pandora –y los otros que contiene el poema hesiódico–como el conflicto entre la vieja cultura agraria y una nueva cultura mercantilista.

prometeo trayendo el fuego museo del prado

Prometeo está presentado como un personaje ambiguo: de un lado trata de favorecer a los hombres, pero de otro, trata de engañar al dios supremo. Cierto que es un dios muy sabio, pero esa inteligencia de Prometeo es fundamentalmente «retorcida astucia», que le lleva a rivalizar con Zeus en el terreno de la trampa y el engaño. Ambos dioses ocupan un primer rango por su inteligencia y su previsión del futuro. Zeus es por excelencia el «prudente», mientras que Prometeo es «el de torva astucia»; Zeus sabe planes eternos, mientras que Prometeo sabe más astucias que nadie. Ambos rivalizan, en el terreno de la inteligencia práctica, Pero Prometeo fracasa Se trata explicación, de las causas que han originado en los primeros tiempos un estado de cosas.

PLATÓN: PROTÁGORAS

Mito de Prometeo

 «Era un tiempo en el que existían los dioses, pero no las especies mortales. Cuando a éstas les llegó, marcado por el destino, el tiempo de la génesis, los dioses las modelaron en las entrañas de la tierra, mezclando tierra, fuego y cuantas materias se combinan con fuego y tierra. Cuando se disponían a sacarlas a la luz, mandaron a Prometeo y Epimeteo que las revistiesen de facultades distribuyéndolas convenientemente entre ellas. Epimeteo pidió a Prometeo que le permitiese a él hacer la distribución. Una vez que yo haya hecho la distribución, dijo, tú la supervisas. Con este permiso comienza a distribuir. Al distribuir, a unos les proporcionaba fuerza, pero no rapidez, en tanto que revestía de rapidez a otros más débiles. Dotaba de armas a unas, en tanto que para aquellas, a las que daba una naturaleza inerme, ideaba otra facultad para su salvación. A las que daba un cuerpo pequeño, les dotaba de alas para huir o de escondrijos para guarnecerse, en tanto que a las que daba un cuerpo grande, precisamente mediante él, las salvaba. De este modo equitativo iba distribuyendo las restantes facultades. Y las ideaba tomando la precaución de que ninguna especie fuese aniquilada. Cuando les suministró los medios para evitar las destrucciones mutuas, ideó defensas contra el rigor de las estaciones enviadas por Zeus: las cubrió con pelo espeso y piel gruesa, aptos para protegerse del frío invernal y del calor ardiente, y, además, para que cuando fueran a acostarse, les sirviera de abrigo natural y adecuado a cada cual. A algunas les puso en los pies cascos y a otras, piel gruesa sin sangre. Después de esto, suministró alimentos distintos a cada una: a una, hierbas de la tierra; a otras, frutos de los árboles; y a otras raíces. Y hubo especies a las que permitió alimentarse con la carne de otros animales. Concedió a aquéllas descendencia, y a éstos, devorados por aquéllas, gran fecundidad; procurando, así, salvar la especie. Pero como Epimeteo no era del todo sabio, gastó, sin darse cuenta, todas las facultades en los brutos. Pero quedaba aún sin equipar la especie humana y no sabía qué hacer. Hallándose en ese trance, llega Prometeo para supervisar la distribución. Ve a todos los animales armoniosamente equipados y al hombre, en cambio, desnudo, sin calzado, sin abrigo e inerme. Y ya era inminente el día señalado por el destino en el que el hombre debía salir de la tierra a la luz. Ante la imposibilidad de encontrar un medio de salvación para el hombre, Prometeo roba a Hefesto y a Atenea la sabiduría de las artes junto con el fuego (ya que sin el fuego era imposible que aquella fuese adquirida por nadie o resultase útil) y se la ofrece, así, como regalo al hombre. Con ella recibió el hombre la sabiduría para conservar la vida, pero no recibió la sabiduría política, porque estaba en poder de Zeus y a Prometeo no le estaba permitido acceder a la mansión de Zeus, en la acrópolis, a cuya entrada había dos guardianes terribles. Pero entró furtivamente al taller común de Atenea y Hefesto en el que practicaban juntos sus artes y, robando el arte del fuego de Hefesto y las demás de Atenea, se las dio al hombre. Y, debido a esto, el hombre adquiere los recursos necesarios para la vida, pero sobre Prometeo, por culpa de Epimeteo, recayó luego, según se cuenta, el castigo del robo.

El hombre, una vez que participó de una porción divina, fue el único de los animales que, a causa de este parentesco divino, primeramente reconoció a los dioses y comenzó a erigir altares e imágenes a los dioses. Luego, adquirió rápidamente el arte de articular sonidos vocales y nombres, e inventó viviendas, vestidos, calzado, abrigos, alimentos de la tierra. Equipados de este modo, los hombres vivían, al principio, dispersos y no en ciudades, siendo, así, aniquilados por las fieras, al ser en todo más débiles que ellas. El arte que profesaban constituía un medio, adecuado para alimentarse, pero insuficiente para la guerra contra las fieras, porque no poseían el arte de la política, del que el de la guerra es una parte. Buscaban la forma de reunirse y salvarse construyendo ciudades, pero, una vez reunidos, se ultrajaban entre sí por no poseer el arte de la política, de modo que al dispersarse de nuevo, perecían. Entonces Zeus, temiendo que nuestra especie quedase exterminada por completo, envió a Hermes para que llevase a los hombres el pudor y la justicia, a fin de que rigiesen en las ciudades la armonía y los lazos comunes de amistad. Preguntó, entonces, Hermes a Zeus la forma de repartir la justicia y el pudor entre los hombres: “¿Las distribuyo como fueron distribuidas las demás artes?”. Pues éstas fueron distribuidas así: Con un solo hombre que posea el arte de la medicina, basta para tratar a muchos, legos en la materia; y lo mismo ocurre con los demás profesionales. ¿Reparto así la justicia y el poder entre los hombres, o bien las distribuyo entre todos? “Entre todos, respondió Zeus; y que todos participen de ellas; porque si participan de ellas solo unos pocos, como ocurre con las demás artes, jamás habrá ciudades. Además, establecerás en mi nombre esta ley: Que todo aquel que sea incapaz de participar del pudor y de la justicia sea eliminado, como una peste, de la ciudad»

the-birth-of-pandora.jpg!Large

«Por orden de Zeus padre de los dioses, Hefesto dios del fuego, famoso por sus habilidades, formó la estatua de una hermosa doncella. La propia Atenea que, celosa de Prometeo, habíase trocado en su enemiga, echó sobre la imagen una vestidura blanca y reluciente, le aplicó sobre el rostro un velo que la virgen mantenía separado con las manos, la coronó de frescas flores y le ciñó el talle con un cinturón de oro, adornada maravillosamente con polícromas figuras de animales. Hermes, el mensajero de los dioses, otorgaría el habla a la bella imagen, y Afrodita le daría todo su encanto amoroso.

De este modo Zeus, bajo la apariencia de un bien, había creado un engañoso mal, al que llamó Pandora, es decir, la omnidotada; pues cada uno de los Inmortales había entregado a la doncella algún nefasto obsequio para los hombres.

Condujo entonces a la virgen a la Tierra, donde los mortales vagaban mezclados con los dioses, y unos y otros se pasmaron ante la figura incomparable. Pero ella se dirigió hacia Epimeteo, el ingenuo hermano de Prometeo, llevándole una caja regalo de Zeus. En vano aquél había advertido a su hermano que nunca aceptase un obsequio venido del olímpico Zeus, para no ocasionar con ello un daño a los hombres; debía de rechazarlo inmediatamente.

Epimeteo, olvidándose de aquellas palabras, acogió gozoso a la hermosa doncella y no se dio cuenta del mal hasta que ya lo tuvo. Pues hasta entonces las familias de los hombres, aconsejadas por su hermano, habían vivido libres del mal, no sujetos a un trabajo gravoso, y exentos de la torturante enfermedad. Pero la mujer llevaba en las manos su regalo, una gran caja provista de una tapadera. Apenas llegara junto a Epimeteo abrió la tapa y en seguida volaron del recipiente innumerables males, que se desparramaron por la Tierra con la velocidad del rayo. Oculto en el fondo de la caja había un único bien: la esperanza; pero, siguiendo el consejo del Padre de los dioses, Pandora dejó caer la cubierta antes de que aquella pudiera echar a volar, encerrándola para siempre en el arca.

Entretanto la desgracia llenaba, bajo todas las formas, tierra, mar y aire. Las enfermedades se deslizaban, día y noche, por entre los humanos, solapadas y silenciosas, pues Zeus no les había dado la voz. Un tropel de fiebres sitiaba la Tierra, y la muerte, antes remisa en sorprender a los hombres, precipitó su paso.

La vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen; todos los males del mundo se habían extendido por la tierra y sólo la esperanza quedó oculta en el fondo del arca.»

¿QUÉ SIGNIFICA EL MITO DE PANDORA?

Kensington_Pandora

Pandora ha sido considera como la Eva griega, pues se trata de un mito que intenta dar explicación al origen de la vida.

Zeus habla de Pandora como de un mal con el que el hombre se alegra el corazón al tiempo que abraza su propia desgracia. Fue enviada como un regalo a Epimeteo, el hermano de Prometeo, quien al no poder resistirse a sus encantos la aceptó, pese a las advertencias de su hermano de que no recibiera ningún regalo de los dioses, porque preveía en ello una trampa. Los hombres vivían entonces en una Edad de Oro, sin fatigas ni enfermedades. Pero cuando Pandora quitó la enorme tapa de una tinaja o tonel, dejó que los males se dispersaran. Solo quedó allí dentro –dice Hesíodo– la Esperanza.

Pandora fue la primera mujer  y es madre, ya que de ella desciende la «estirpe de las femeninas mujeres» Los hombres ya existían. Nacidos de la Tierra, retornaban a ella cuando morían y volvían después a nacer de su seno inagotable.

Platón, por ejemplo, al tratar el mito de la Edad de Crono en el Político (271 d) dice que en aquella época todo nacía para los hombres espontáneamente de la tierra. Los hombres que volvían a la vida después de salir de la tierra, sin embargo, no se acordaban del pasado.

Pandora resultó un mal para los hombres porque destapó una tinaja que contenía los males, aunque no se nos dice por qué lo hizo; en cualquier caso era un designio de Zeus que sabía que así ocurriría.

La causa por la que Eva/Pandora abre la tinaja, es su «hambre de saber», Yahvé permitió a Adán y Eva comer del árbol de la vida, pero no del de la ciencia del bien y del mal, so pena de tener que ganar el hombre el pan con fatigas, parir la mujer con dolor, y ambos morir. Añadir el conocimiento absoluto a la vida sería, como dice la serpiente, ser como dioses.

«la curiosidad o deseo de saber» es el origen de la ciencia. Desde esta perspectiva, la curiosidad de Eva-Pandora resulta la «más presa a las necesidades orgánicas y de conservación» Pero el pago de la acción de Eva-Pandora resultó catastrófico, pues Hubo, pues, una Edad de Oro en que no había muerte, pero que se quebró por el deseo humano de conocer, sin el cual la vida del hombre no tenía todo su valor. La transgresión, el hecho de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, se traslada ahora a Pandora, quien, llevada por su curiosidad, deja escapar «el secreto de la vida» contenido hasta entonces en un vaso. La diferencia con respecto a Eva es que a Pandora no le habían advertido que no abriera el recipiente. Pandora cumple el destino que le asigna Zeus, pero obedece libremente a su ansia de conocimiento, al loco deseo de saber, porque, para Unamuno, la acción de Pandora nace de su interior más profundo, de su apasionado «modo de ser». Y actúa además, más aún que en el caso de Eva, con ignorancia de las consecuencias que han de resultar perniciosas y fatales para los hombres.

LA TINAJA DE PANDORA

No aun al mundo la segunda aurora
vierte en rosas envuelto su rocío
y nuestra madre ya, pobre Pandora,
pagando su hambre de saber, vacío

ve en sus manos el vaso que atesora
de la vida el secreto, y de él el río
de los males brotar. Y mientras llora
la ceguera fatal de su albedrío

y el loco anhelo de su pecho inquieto,
de su ciencia fatal como escurraja
la esperanza le queda, del secreto

consuelo triste que al mortal trabaja
engaño avivador, y es lo concreto
del vacío que guarda la tinaja.

MIGUEL DE UNAMUNO

LA ESPERANZA ¿POR QUÉ NO SALIÓ? ¿POR QUÉ ESTABA ENTRE LOS MALES?

«Sólo quedó allí dentro de la tinaja en inquebrantable encierro la Esperanza hasta los bordes y no salió fuera».

-En el caso de que la Esperanza fuera un bien, sería un consuelo para el hombre en su miseria, y un estímulo que vivifica su actividad ante su duro destino.

Para nosotros la esperanza podría sentirse como un motor movilizador, da sentido a la vida. La esperanza parte del hecho que hay un futuro al que debemos aspirar dado que se justifica al superar el presente y mejorarlo. Pero el punto de enunciación de la esperanza es siempre el futuro, a ella el presente no le importa, ella siempre es meta. Además, la esperanza acompaña al hombre tanto en las circunstancias favorables como en las desfavorables.

Entonces si la Esperanza es un bien que se conserva para el hombre o que se halla en su poder, ¿qué hacía y cómo vino a parar a la jarra de los males?

-Si se considera a la esperanza como un mal reservado para el hombre ¿por qué no huyó  con los otros males?

-Sí se trata de un bien que se le niega al hombre; en este caso tampoco se explica qué hacía en el tonel de los males.

El sentido de esperanza para los griegos no es exactamente el mismo que el que tenemos nosotros: Para los dioses la esperanza es innecesaria, porque son inmortales. Tampoco es necesaria para las bestias, porque ignoran la muerte. Solo es necesaria para los hombres, porque les permite afrontar la muerte sin mirarla a la cara, ya que pueden ignorar el momento exacto de su llegada. La esperanza es así, para los griegos, un consuelo.

Para los griegos, la esperanza no es un regalo, sino es una desgracia, una tensión negativa, ya que esperar es estar siempre en falta de algo, es desear lo que no se tiene y, en consecuencia, estar en cierto modo insatisfecho no sentirse completo.
Cuando se espera sanar es que se está enfermo; cuando se espera un trabajo es que no se tiene, cuando se espera ser rico es que se es pobre, de manera que la esperanza es mucho más un mal que un bien.

La esperanza es, entonces, un bien negado al hombre.

Referencias

-Pandora en la encrucijada de los tiempos Luis Beltrán Almería

-El mito de Pandora Ángel Valbuena Briones

-Diálogos de Platón-Protágoras Biblioteca Clásica Gredos

-El Mundo de Sofía Jostein Gaarder

-El mito de Pandora en la filosofía de Miguel de Unamuno.

-Los presocráticos: del mito al logos, Miguel Morey

Fotografías :

Manchester Art Gallery

Wikipedia

Museo del Prado

 

EL MONO DESNUDO

He titulado esta entrada como el famoso libro de Desmond Morris, porque me parece un título sugerente y muy apropiado para definirnos. Somos unos mamíferos indefensos y desprotegidos, no tenemos pelo, plumas o escamas; tampoco poseemos garras, fuerte dentadura ni una gran musculatura. Seguir leyendo “EL MONO DESNUDO”

JUANA DE ARCO

Si hay un personaje que ha sido paradigmático para la historia medieval de Francia y su identidad nacional ese ha sido Juana de Arco. Fue un mito de la Guerra de los 100 años, su figura ha dado argumento a numerosos libros, películas, obras teatrales… Incluso la  República Francesa dedica un día al año a celebrar a su particular gloria patria. Seguir leyendo “JUANA DE ARCO”

LA ESCLAVITUD. LOS CIMARRONES Y ÑYANGA.

 

APARICIÓN Y DESARROLLO DE LA ESCLAVITUD

Siempre que trato un tema controvertido, hago hincapié en que a la historia no hay que juzgarla, porque los acontecimientos en ella acaecidos están provocados por las circunstancias de aquellos tiempos, que nada tienen que ver con los vividos en la actualidad. Por ello, pienso que la historia hay que conocerla, no juzgarla, para que no se repita. Seguir leyendo “LA ESCLAVITUD. LOS CIMARRONES Y ÑYANGA.”

EL FEUDALISMO EN ESPAÑA

Antes de comenzar a comentar los distintos puntos de vista relacionados con la existencia o no existencia del feudalismo en España, voy a hacer una pequeña introducción sobre este sistema de gobierno y de organización económica, social y política, propio de la Edad Media. En mi entrada sobre la caída del feudalismo y el nacimiento de la burguesía, podréis encontrar más información, sólo tenéis que clicar aquí. Seguir leyendo “EL FEUDALISMO EN ESPAÑA”

CRETA Y LA CIVILIZACIÓN MINOICA

Siempre me atrajo esta civilización que utilizaba sus utensilios habituales para crear arte. Ya sabéis que cuando describo un período histórico o lugar, me gusta hacerlo pensando en las personas que vivieron en esa época o en ese lugar, porque esos hombres y mujeres fueron nuestros antepasados y como tales quiero sentirlos.

La civilización minoica desapareció dejando paso a las leyendas, quedando en un vago recuerdo en la tradición y la mitología griega. Seguir leyendo “CRETA Y LA CIVILIZACIÓN MINOICA”

SARCÓFAGOS DE CÁDIZ

1285153272_g_0

Visitar el Museo de Cádiz y no quedar asombrado con los sarcófagos que alberga, es imposible. Su  magnífico estado de conservación, la belleza de sus líneas y sobre todo tener la oportunidad de ser espectadores de un trozo de nuestra historia, es más que suficiente para dejarnos un buen tiempo junto a estas piezas del Museo de Cádiz. Seguir leyendo “SARCÓFAGOS DE CÁDIZ”

MALACA ROMANA

MALACA ROMANA

Hispania_1a_division_provincial.svg

Los romanos conquistaron el territorio, lo integraron administrativamente en la Provincia Hispania Ulterior y colonizaron las mejores tierras de las que, en el futuro, sería la Provincia Baetica. La decidida intervención de la milenaria ciudad fenicia en el conflicto contra Pompeyo, expulsando a la guarnición pompeyana (enfrentamiento militar librado durante la segunda guerra civil en el verano del año 49 a.C. entre los ejércitos de Julio César y los lugartenientes de Pompeyo Magno), inició el cambio de la situación en Hispania a favor del bando romano. Cuando se produjo la victoria de César, este benefició a las ciudades que le habían sido fieles  y tras la asamblea de Corduba, concedió la ciudadanía romana a Gadir y la municipalidad latina a Sexi. Este sería el momento  en el que Malaka cambiaría su estatuto de civitas stipendiaria por el de civitas foederata.

Como civitas foederata es nombrada Malaca por Plinio. Esta ciudad y otras de la costa oriental andaluza, como ella de origen fenopúnico, debieron pactar con Roma un tratado semejante. En el incumplimiento por parte de los romanos de algunas de las cláusulas del tratado (exigencias de levas o impuestos) quizá podría estar el origen de la gran revolución contra Roma que en el año 197 a.C., se produjo en la región de Malaca, de Sexi y en un buen número de ciudades turdetanas, a cuyo frente estaban los regentes Luxinio y Culchas. Tito Livio nos lo cuenta así “En Hispania Ulterior estalló una gran revolución. Marco Helvio, que gobernaba esta provincia, hizo saber al Senado que los reyezuelos Culchas y Luxinio se habían levantado en armas y junto a Culchas diecisiete ciudades y con Luxinio, las poderosas ciudades de Carmo y Barbo, así como en la zona costera, los malacinos y sexetanos y toda la Baeturia, y que los que aún no habían dado señales de su actitud, no tardaría en hacerlo y unirse a sus vecinos.”

Que Sexí (Almunecar) y Malaca, ciudades hermanas por su común origen semita e intereses mercantiles, aparecieran juntas en la revuelta, podría explicarse, pero que ambas hicieran causa común con las ciudades indígenas del interior del territorio, sólo se explica, o por la gravedad de la situación, o porque sus relaciones eran mayores de lo que una diversidad étnica, social y económica tan marcadas habría hecho esperar. Para atajar la revolución de esas ciudades, en los dos años que siguieron a la constitución de la provincia, fueron destinados a la Hispania Ulterior importantes contingentes de fuerzas militares y numerosos magistrados romanos.

A lo largo de todo el siglo I a.C. Roma vivió una constante conmoción social y política. Al enriquecimiento de unos cuantos se enfrentaban las calamidades de una mayoría. Los pequeños propietarios se había ido arruinando y los licenciados de las guerras, sin ocupación, la mayoría de las veces, era claro fermento para el estallido de desórdenes sociales.

MÁLAGA EN ÉPOCA DE AUGUSTO augusto1_1629x2000

malaga-9-638

Es a partir del principado de Augusto cuando proliferan las construcciones propiamente romanas y se constatan algunas modificaciones en el urbanismo de la ciudad. La nueva realidad política, con la paulatina integración social, económica y administrativa dentro de la órbita romana, haría necesario dotar a la ciudad de nuevos edificios y espacios públicos donde llevar a cabo estas actividades.

Al mismo tiempo, y como muestran los datos arqueológicos, los habitantes de Malaca continuaban escribiendo y hablando la lengua fenicia: así lo testimonian los graffiti sobre cerámicas del siglo I a.C. halladas en el sector del teatro.

Augusto pone fin al caos, desarrolló un programa urbanístico, creando impresionantes edificios para espectáculos que en Malaca se materializaría en forma de Teatro, que aportaría distracciones propias del modo de vida romano.

Desde la paz impuesta por Augusto, Hispania deja de ser una tierra de conquista para convertirse en un espacio provincial, integrado plenamente en la administración romana. En estos momentos se desarrollan nuevos mecanismos de los que Roma obtendrá provecho, aunque una parte de sus beneficios revertirá sobre las poblaciones de Hispania.

La lengua de los vencedores se impone como vehículo de comunicación en el ámbito urbano y la latinización de territorio, es prácticamente absoluta.

MALAGA EN ÉPOCA FLAVIA

Frente a una clase alta que practicaba costumbres romanas, deseosa de obtener la ciudadanía romana y promocionarse al frente de un municipio, las clases populares continuaban sus tradiciones seculares que pervivirían, cada vez más diluidas en los dos siglos siguientes. Malaca obtendría finalmente su estatuto municipal en época flavia, legándonos ese magnífico documento histórico que es la Lex Flavia Malacitana.

Lex_malacitana_ch_56

la Lex Flavia Malacitana, llegaba a nosotros en forma de tablas en bronce donde se recogían las leyes municipales y que estuvieron colocadas en lugares destacados de sus foros, para el conocimiento de todos sus habitantes.

Gracias a las tablas de Malaca, encontradas en el Ejido malagueño, han permitido reconstruir el modelo del texto original, casi completo, de esta ley.

TRAJANO, ADRIANO Y LOS RESTANTES ANTONINOS

vincci-seleccion-posada-del-patio-general-405771a

 

Marcan con sus reinados el apogeo de la vida ciudadana en toda la Baetica. Tras esta etapa de tanto esplendor aparece un lento y largo declive, que tiene como punto de partida la invasión de pueblos procedentes del norte de África. Esta situación de inseguridad hace que sea el origen de los sistemas defensivos de muchas ciudades del sur que, ante el peligro exterior, reforzarían sus murallas. En relación con estos acontecimientos, se ha supuesto la existencia de una serie de arcos de triunfo, levantados para festejar el triunfo de los ejércitos romanos contra los invasores.

DINASTÍA DE LOS SEVEROS

villa_romana_de_rio_verde_8467

Durante el primer cuarto del siglo III Málaga vive momentos de cierta prosperidad. La vida en el campo cobra nuevos auges en época de los Severos (192-235) en las que se datan numerosas villae, decoradas con ricos mosaicos, mostrándonos la riqueza de estos propietarios rurales. Ese mismo auge también se observa en las zonas litorales, donde muchas factorías de garum están en plena explotación, lo que viene a indicar que el comercio marítimo al que están industrias obligan, sigue en pleno funcionamiento.

Sin embargo, en esas fechas comienza lentamente una serie de cambios que acabaran con el esplendor romano.

La principal muestra de los cambios producidos se observa en el mundo de las creencias. En estas tierras, los textos literarios, pero sobre todo las estatuas y las inscripciones, hablan del fuerte arraigo de la religión oficial; sin embargo desde el comienzo del siglo IV los cultos mistéricos y orientales y sobre todo el cristianismo comienzan a extenderse por todo el territorio. Ejemplo de ello sería el hallazgo de  un pie monumental hallado en Málaga y que se ha relacionado con los cultos de Serapis.

El cristianismo se extendió por tierras andaluzas en los comienzos del siglo IV.

ACTIVIDAD ECONÓMICA DE MALACA

Aunque algunas zonas el interior, como el caso de  Antikaria (Antequera) destacaron por la agricultura, principalmente la actividad olivarera, serían las industrias derivadas de la pesca en las que más destacó Malaca.

TINTE PÚRPURA 

Bolinus_brandaris_L

Se han hallado restos de la utilización de múrices, conchas de los moluscos de los que se obtenía el tan preciado tinte púrpura, tan deseado por los romanos, localizados en Málaga y  algunos lugares de su costa.

LAS INDUSTRIAS PESQUERAS

Rectorado1-kD6F-U503174517241C-624x385@Diario Sur

Las industrias pesqueras debieron comenzar en época fenicia y siguieron destacando en la época romana, sobre todo en la producción del preciado garum (garo fenicio) Los textos literarios y los hallazgos arqueológicos demuestran que, desde principios del Imperio estas industrias alcanzaron un alto grado de desarrollo. Estrabón afirmaba que Malaca  tenía grandes fábricas de garum y efectivamente se han localizado hasta setenta piletas en la ladera sur de la colina de la Alcazaba que daba al mar. Toda la costa malagueña está plagada de estos establecimientos industriales, que generalmente, se asocian a ricas villas marítimas que debían pertenecer a los propietarios de estas industrias. Tal es el caso del Faro de Torrox, junto a una magnífica villa, los de Benalmádena-costa o Sabinillas.

Los análisis realizados por Von Dendriech, de los restos encontrados en el fondo de un ánfora de Mainoba (Cerro del Mar-Vélez Málaga), identifican en su contenido especies como la sardina, la anchoa, bar, caballa y atún rojo.

CERÁMICA 

tb2353

El garum se transportaba en ánforas. En varios lugares de la costa malagueña se han encontrado los hornos para su fabricación. El hallazgo de estas ánforas permite seguir los ámbitos de su exportación y muchos detalles que inscribían en ellas.

URBANISMO DE MALACA

El mundo romano es una civilización urbana, ya que ellos preferían la concentración de la población para poder ejercer un control económico y fiscal más eficaz. La ciudad es el eje sobre el que se vertebra el Imperio Romano.

El auge urbano que se constata el principado de Augusto y los Flavios, fue parejo a una actividad económica muy notable.

La trama urbana en Malaca se desarrolló por la ladera del monte donde está instalada actualmente la Alcazaba a partir de espacios aterrazados hasta alcanzar la zona portuaria.

Veamos los principales elementos arquitectónicos de la ciudad de Malaca

EL FORO

Las investigaciones arqueológicas en los últimos años, pese a ser importantes en hallazgos  en el solar de la ciudad actual, no han sido capaces todavía de restituir con certeza en un plano los monumentos públicos más significativos, salvo el caso bien conocido del teatro o las recientes termas del Cister, por el hecho evidente de la superposición de la urbe moderna a la antigua y la continua residencia de la población, en muy poco espacio, desde su lejana fundación. La zona del foro del municipio flavio debió ser heredera directa de su antepasada fenicia en las cercanías del mar, lo que podríamos llamar un forum ad mare. Su ubicación, cercana al puerto, ha de rastrearse en la zona donde hoy día se erige el actual edificio de la Aduana o en sus inmediaciones más próximas a tenor de la concentración de hallazgos que en esta zona se produjeron al abrir los cimientos de tan vasto edificio en las dos últimas décadas del siglo XVIII y, poco más de un siglo después, cuando se efectuaron los últimos derribos de las murallas de la Alcazaba. En efecto, según transmiten los cronistas de la época en este amplio solar aparecieron restos de edificaciones y un gran número de objetos antiguos, entre los cuales se encontraban estatuas y pedestales, lo cual abona la idea, precisamente por esa concentración monumentos, que estaría aquí la plaza principal de Malaca.

EL ARCO DE TRIUNFO

descarga (4)

El hallazgo de una figura femenina, una Victoria, hace pensar a los arqueólogos en su utilización como la ménsula que decoraría la clave de un arco de triunfo, quizá en las cercanías de la plaza forense, puesto que fue descubierta al realizar obras de desmonte en la calle Alcazabilla, en el año 1915. Se trata de una figura vestida con un peplo que se ciñe. El motivo de la construcción de este edificio se ha puesto siempre en conexión con la victoria obtenida sobre los invasores mauros que se produjo durante el reinado de Marco Aurelio, alterando la paz de la Bética.

EL TEATRO:

Ricamente ornamentado hasta su posible abandono en el siglo III d.C. Destinado a cementerio en el siglo V y VI, posteriormente surtió de piedra a los árabes para la reestructuración de la Alcazaba, pudiéndose encontrar en ella capiteles y fustes de columnas romanas.

Tras permanecer oculto durante siglos, el Teatro Romano de Málaga fue descubierto en 1951. Consta de tres partes: cavea o graderío, orchestra o espacio semicircular entre graderío y escenario y proscenium o escenario. La escena conserva en buen estado el pulpitum, cuyo frente está bordeado de nichos que mantienen restos de la pintura original.

LAS TERMAS

A escasa distancia de los monumentos y espacios que he referido han sido encontrado un importante complejo termal. A decir de los arqueólogos responsables de la excavación serían, con mucha probabilidad, unas termas públicas, tal vez en relación con los antiguos baños republicanos amortizados en época de Augusto o poco después para la construcción del teatro. En lo que eran las ruinas del hipocausto hundido, se hallaron dos esculturas que en su origen debieron ejercer una función ornamental en la estancia superior.

Novela recomendada: Malacitanus de Cristóbal Romero Vegas

Bibliografía:

Historia de Andalucía Editorial Ágora

Revista Mainake

Evolución urbana de la Málaga romana José F. Mayorga. M del Mar Escalante M. Isabel Cisneros

Datos para la reconstrucción histórica de la Málaga romana: una aproximacióna su urbanismo Pilar Corrales Aguilar

Investigaciones arqueológicas S.L.

Fotografías:

Wikipedia

Diario Sur

ABC.es

Junta de Andalucía.es

Biblioteca virtual provincia de Málaga

Pilar Corrales

Hotel Vincci

 

“VARO, VARO, DEVUÉLVEME MIS LEGIONES”

Mi nombre es Esperanza Varo. Creo que una de las frases que más he oído en mi vida ha sido “Varo, Varo, devuélveme mis legiones”, cada vez que decía mi apellido. Es por eso, que desde pequeña, quise saber ¿Por qué me decían esa frase? ¿Quién era ese tipo que se había llevado las legiones? Hoy, ya tengo una cierta idea de qué ocurrió y me gustaría compartirlo con vosotros. Para ello, os voy a mostrar el escenario y los actores de esta historia.

Lo Primero será ubicar la historia en el tiempo y el espacio. Seguir leyendo ““VARO, VARO, DEVUÉLVEME MIS LEGIONES””

LOS MILLARES,  CALCOLÍTICO

Siempre me he sentido atraída por esta etapa de la historia y me he preguntado ¿Qué ocurrió para que nuestros antepasados se empezaran a concentrar en ciudades amuralladas y cambiaran su forma de vida? Está claro que, aunque los historiadores hagan la definición del período en función  del metal que se usaba mayoritariamente en esos momentos,  los cambios tenían que deberse a otros motivos. Teniendo en cuenta que son etapas que pertenecen a la prehistoria, es decir a la etapa en la que no nos han llegado testimonios escritos, nuestros conocimientos  se basan principalmente en las deducciones de los hallazgos arqueológicos. Hoy os quiero hablar del Calcolítico y de una ciudad situada en la provincia de Almería que resulta fascinante.

Seguir leyendo “LOS MILLARES,  CALCOLÍTICO”