EL MONO DESNUDO

He titulado esta entrada como el famoso libro de Desmond Morris, porque me parece un título sugerente y muy apropiado para definirnos. Somos unos mamíferos indefensos y desprotegidos, no tenemos pelo, plumas o escamas; tampoco poseemos garras, fuerte dentadura ni una gran musculatura. Seguir leyendo “EL MONO DESNUDO”

¿LAS MISMAS OPORTUNIDADES?

Cuando era adolescente pensaba, ilusa de mi,  que las oportunidades eran las mismas para todos, que con el esfuerzo y la determinación todo se podía conseguir. Un día, llegaron a mí estas biografías y tomé consciencia de que las personas somos como las semillas,  por muy buena que sea la semilla, si cae en mal lugar, no conseguirá florecer o lo hará con debilidad. Seguir leyendo “¿LAS MISMAS OPORTUNIDADES?”

LAS BRUJAS EN HONDARRIBIA

Cuando visité Hondarribia, cayó en mis manos, por pura casualidad, un libro que se titula “Hondarribia notas históricas y curiosidades” de Florentino Portu. Se trata de un libro donde se recogen una acumulación organizada y variada de datos de interés, acerca de la villa. Seguir leyendo “LAS BRUJAS EN HONDARRIBIA”

SALIR DE ÁFRICA Y COLONIZAR EL MUNDO

Los desplazamientos y cambios de residencia de grupos humanos de unas zonas a otras se han llevado a cabo desde que el hombre abandonó su cuna en África y emprendió la colonización del mundo; así que todos los hombres y mujeres del planeta somos emigrantes y nuestro hogar originario se encontraba en algún lugar de África.

5Al principio eran pequeñas dispersiones (alrededor de 50 Km. por generación). Para llegar desde la región de partida del oriente africano hasta Europa necesitaron 15.000 años y así, poco a poco, terminarían colonizando Europa, Asia y África, invadieron América atravesando el estrecho de Bering y se las arreglaron para llegar a Australia.

Seguir leyendo “SALIR DE ÁFRICA Y COLONIZAR EL MUNDO”

EL MONO DESNUDO

He titulado esta entrada como el famoso libro de Desmond Morris, porque me parece un título sugerente y muy apropiado para definirnos. Somos unos mamíferos indefensos y desprotegidos, no tenemos pelo, plumas o escamas; tampoco poseemos garras, fuerte dentadura ni una gran musculatura. Seguir leyendo “EL MONO DESNUDO”