LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS DE LA ESPAÑA DE LOS SIGLOS XVI Y XVII

Castilla fue el centro de un imperio internacional cuyo mantenimiento exigió enormes gastos durante el siglo XVI. El permanente estado de guerra de la política internacional española exigió un enorme esfuerzo militar durante varias décadas. Un esfuerzo que los ingresos anuales de la Monarquía no llegaban a cubrir. El déficit fue financiado emitiendo deuda a largo plazo, y aunque la Real Hacienda se esforzó por atender a sus acreedores pagándoles puntualmente los intereses, el sistema tenía sus límites.

Seguir leyendo » LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS DE LA ESPAÑA DE LOS SIGLOS XVI Y XVII»

LA EDAD DE ORO DE LOS “REYES DEL MAR”

El llamado Cambio Climatológico Medieval, ocurrió entre los años 800 al 1300 d.C., siendo su momento más favorable entre 1100 a 1250. Este acontecimiento favoreció al crecimiento de poblaciones humanas y la navegación en los mares al norte de Europa, facilitando la migración y contactos con otras regiones y la búsqueda de nuevas y mejores oportunidades o condiciones de vida. Un relativo clima templado y seco hizo la vida del hombre y sus animales domésticos más fáciles, así como para los animales que cazaban y de los cuales se alimentaban. El área de cultivos y pastos se había extendido y ampliado sus habilidades como agricultores.

Ese buen momento climático coincidió con la “Edad de oro de los vikingos”

Leer más

LA EDAD DE ORO DE LOS “REYES DEL MAR”

En su relato del gran sitio de París, el monje Abbón califica a Sigfred, uno de los jefes que mandaban a los asaltantes, de rey “pero sólo de nombre”. Cierto que los que estaban a la cabeza de las expediciones vikingas no siempre eran reyes, según el concepto que tenían los francos, pero algunos de ellos fueron jefes muy importantes, que se consideraban a la misma altura que los soberanos cuyo poder desafiaban.

Los analistas nos han dejado los nombres de unos cincuenta jefes que recibieron a menudo el apelativo de “reyes del mar”. Algunos no fueron más que pequeños jefes de banda; otros estuvieron a la cabeza de ejércitos. Hubo algunos a los que hay que considerar como simples aventureros, mientras que otros se convirtieron en auténticos soberanos.

Algunos de estos reyes entraron en la leyenda  y, a menudo, resulta imposible separar lo verdadero de lo falso en el relato de las hazañas que se les atribuyen.

OLAV HARALDSSON

También llamado San Olaf fue el primer rey efectivo de toda Noruega y el santo patrón del país, quien logró un respiro de 12 años de la dominación danesa y aumentó considerablemente la aceptación del cristianismo

Olaf fue criado como pagano y se convirtió en un guerrero vikingo en la región del Báltico. Luchó contra los ingleses en 1009-11. Cuando el rey danés Sweyn I obtuvo la ventaja en Inglaterra, Olaf fue a España y también a Francia, donde fue bautizado en Rouen (1013).

Olaf resolvió su conflicto con el rey sueco Olaf Skötkonung en 1019 y unió fuerzas con el hijo del rey Anund Jakob, cuando Canuto, rey de Inglaterra y Dinamarca, amenazó con conquistar Noruega. El control de Canuto de las rutas comerciales al oeste de Noruega, y la perspectiva de que gobernara de manera más indirecta de lo que lo había hecho Olaf, ganó el apoyo de los principales jefes noruegos. 

La popularidad de Olaf, su trabajo en la iglesia y el aura de leyenda que rodeó su muerte, que supuestamente estuvo acompañada de milagros, llevaron a su canonización en 1031. Su popularidad se extendió rápidamente; se construyeron iglesias y santuarios en su honor en Inglaterra, Suecia y Roma. Fue el último santo occidental aceptado por la iglesia ortodoxa oriental.

RAGNAR LODBROK

Uno de los reyes del mar más famoso, citado en diversas ocasiones por los analistas francos, lleva el nombre de Ragnar,  probablemente fue él quien encabezó a los vikingos que atacaron Nantes en 843 y remontaron el Loira hasta Tours. En 845, le encontramos a la cabeza de los que atacaron París por primera vez.

Es uno de los protagonistas principales de la serie ‘Vikingos’ y como evidencia la serie también uno de los guerreros vikingos más poderosos y sin duda uno de los reyes nórdicos más legendarios y reconocidos de las culturas escandinavas. Héroe para unos y villano para otros, Ragnar destacaba por su sed de batalla y conocimiento. Sus saqueos le llevaron a las costas bretonas o incluso a sitiar París. Llegó a tener 12 hijos, algunos de los cuales también llegaron a convertirse en algunos de los vikingos más famosos años después. Aun así, cabe mencionar que la figura de Ragnar se mueve entre la leyenda y la realidad, ya que parte de la historia se basa en testimonios sobre él de diversas fuentes. Hay historiadores que a día de hoy, lo consideran como una combinación de guerreros nórdicos diferentes.

Todos los elementos nos llevan a pensar que ese Ragnar es el mismo que el famoso Ragnar Lodbrok de las sagas, cuya vida constituyó una sucesión de proezas. El sobrenombre de Lodbrok, que significa “calzones de pelo”, procedía sin duda de que, al igual que los marinos escandinavos de su época, vestía unos amplios calzones confeccionados en piel de cabra, con el pelo hacia el exterior. Sin embargo, la leyenda nos ha dejado una versión más poética. Se cuenta que tuvo que ponerse una prenda de piel untada de pez para escapar a las mordeduras de las serpientes que pululaban en los fosos del castillo habitado por la princesa Thora, cuyo corazón quería conquistar.

A Ragnar Lodbrok se le atribuyen cuatro hijos, que, sin alcanzar la celebridad de su padre, fueron también grandes vikingos: Bjkörn Costado de Hierro, Ivar el Deshuesado, Ubbe y Halfdan.

BJKÖN COSTADO DE HIERRO

Se dice que la madre de Björn recurrió a la magia para hacer el cuerpo de su hijo insensible a las heridas. Sólo las costillas eran vulnerables y, para protegerlas, tenía que llevar una coraza que le valió el sobrenombre de “Costado de Hierro”. Siguiendo las huellas de su padre, condujo la expedición que, de 859 a 862 llevó a los vikingos hasta España, Marruecos, Provenza e Italia. Volvió de esta expedición en 862, pero se ignora lo que fue de él más tarde.

IVAN EL DESHUESADO, UBBE Y HALFDAN

Los otros tres hijos de Ragnar Lodbrok (Iván el Deshuesado, Ubbe y Halfdan) unieron sus fuerzas en 866 para atacar Inglaterra. Según algunas fuentes, el curioso sobrenombre de Ivan viene de que padecía una malformación congénita. Parece ser que en lugar de huesos tenía cartílagos, lo que no le impidió ser un jefe temible.

ROLLÓN EL CAMINANTE

Un rey del mar muy conocido fue Rollón, del que se dice que era tan alto que no existía un caballo capaz de llevarle, por lo cual tenía que contentarse con sus piernas para desplazarse. Este vikingo noruego está considerado como el primer duque de Normandía y también ha inspirado al personaje de Rollo en la serie ‘Vikingos’, en la cual se muestra como hermano de Ragnar. De Rollo se sabe que llegó a dirigir a un grupo de noruegos y daneses, los cuales se dedicaron al pillaje en las costas del mar del Norte. También encabezó expediciones a Escocia, Irlanda, Inglaterra, Flandes y asoló las riberas del Sena.

Se dice que cuando Rollón volvió de una expedición vikinga, el rey Harald de la Bella Cabellera le condenó a deportación perpetua al encontrarle culpable de un strandhögg (era una táctica de guerra vikinga, basada en una primera incursión de espionaje seguida de un ataque relámpago (al estilo de los modernos comandos), en zonas costeras  en territorio noruego, y que en 876 asoló Frisia.   

Convertido en jefe de los normando del Sena en 911, extendió sus saqueos a ambos lados del Sena. También se dice que fue él quien dirigió, el 20 de julio del mismo año, el ataque contra Chartres que supuso un fracaso para los vikingos.

Rollón no parece haber sido un guerrero excepcional, y no ganó la celebridad hasta 911 en que rindió homenaje al rey Carlos el Simple por la tierra de Normandía que éste le cedía. Se comportó como un súbdito leal y administró su ducado con competencia y sabiduría. En 927, sintió que sus fuerzas disminuían, transmitió el poder a su hijo Guillermo Larga Espada. Murió en 932.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

En ocasiones, y para operaciones que necesitaban efectivos importantes, varios reyes del mar reagrupaban sus fuerzas. En tales casos era práctica corriente el compartir el mando. En 859, Björn Costado de Hierro y Godofredo, Sigfred y Orm unieron sus fuerzas para emprender la expedición que les condujo al Mediterráneo occidental. En 882, en el campamento de Elsloo, se llegó a una situación en que tres jefes se repartieron el mando: Godofredo, Sigfred y Orm. Durante el sitio de París de 885, el mismo Sigfred compartió el mando con Sinric, quien se ahogó en el Sena. De 914 a 917, Ohtor y Hroald asolaron juntos el litoral bretón antes de regresar a Inglaterra. Pero la mayoría de esas alianzas eran efímeras, y cada uno recuperaba rápidamente su libertad e iniciativa.

Por regla general, cada rey del mar trabajaba por su cuenta, y no toleraba interferencias en el terreno de caza que se había asignado. Una de las funciones de las bases fortificadas establecidas en las desembocaduras de los ríos consistía en impedir el acceso a las bandas rivales. Al recién llegado no le quedaba otro recurso que intentar imponerse por la fuerza, y obligar al que se le había adelantado a cederle una parte de la tarta.

Así ocurrió en 854, cuando un rey del mar llamado Sidric entró en el Loira con una flota de quinientas embarcaciones, subió por el río hasta llegar a la altura de Nantes y dispuso sus barcos alrededor de la isla de Biéce, base principal de los vikingos que operaban en el Loira, con la intención de cerrarles la salida. Juzgando que no era lo bastante fuerte, solicitó y obtuvo del rey Erispoé el apoyo de tropas bretonas. Los bretones embarcaron en los navíos de los vikingos para prestarles su ayuda. Después de una jornada entera de combate, con importantes pérdidas por ambas partes, Godofredo, jefe de los situados, pensó que el equilibrio de fuerzas le era desfavorable y que sería preciso negociar. Propuso a Sidric entregarle la mitad del botín almacenado en la isla, si se comprometía a abandonar el Loira con sus hombres. Sidric, que había resultado herido en el curso del enfrentamiento, aceptó la propuesta y dejó el Loira, llevándose una buena cantidad de oro y plata, para volver a sus correrías por las orillas del Sena.

Todos, incluidas sus víctimas, reconocieron a sus jefes el título de reyes del mar, ya que siendo temibles guerrero, también eran grandes marinos, y el mar fue el verdadero dominio en el que reinaron como dueños incontestables.

Si os apetece viajar a los países de Europa que conquistaron los vikingos y contempla todo lo que os he contado, podéis encontrar información en «mochileros»

REFERENCIAS

Nicolás Alonso Rodríguez Arqueólogo. Vikings: Life and Legend British Museum (Londres); Museo Nacional de Dinamarca (Copenhague); Museo de Prehistoria de Berlín (Alemania.

Enciclopedia británica

The vikings Pierre Barthélemy

https://esperanzavaroblog.wordpress.com/2019/07/17/sagas-vikingas/

Seguir leyendo «LA EDAD DE ORO DE LOS “REYES DEL MAR”«

CÓDIGO HAMMURABI-LAS PRIMERAS LEYES

¿QUÉ HABÍA CAMBIADO?

Todo comenzó hace aproximadamente 10.000 años. En ese momento, algo revolucionario empezó a suceder. Hasta esa época, habían transcurrido muchos miles de años más de vida en pequeñas sociedades cazadoras y recolectoras. Durante lo que puede denominarse la revolución neolítica, nuestros ancestros empezaron a asentarse y a llevar una vida basada en la plantación de cultivos y en el pastoreo de animales comestibles que aumentaron la producción de artículos básicos.

Seguir leyendo «CÓDIGO HAMMURABI-LAS PRIMERAS LEYES»

LA LLEGADA DEL HOMBRE A AUSTRALIA

LA LLEGADA DEL HOMBRE A AUSTRALIA

Antes de la salida del hombre hacia el resto del mundo, los humanos de todas las especies vivían exclusivamente en el continente afroasiático. Es cierto que había colonizado unas pocas islas nadando cortos trechos de agua o cruzándolo con balsas improvisadas. Pero fueron incapaces de aventurarse en mar abierto, y ninguno llegó a América, Australia o a islas remotas como Madagascar, Nueva Zelanda y Hawái.

Seguir leyendo «LA LLEGADA DEL HOMBRE A AUSTRALIA»

HISTORIA DEL DINERO

La aparición del dinero constituye uno de los grandes avances de la civilización humana en toda su historia. La palabra «dinero» proviene del latín denarius, que era una moneda de plata, muy común, que utilizaron los romanos para realizar sus transacciones comerciales.

Seguir leyendo «HISTORIA DEL DINERO»

EL COMERCIO CON AMÉRICA EN LOS SIGLOS XVI Y XVII

Francisco de Rioja dice así en su poesía:

 “…así trocaste tu gloria, tu esplendor puro y luciente (admirable a la más remota gente), que dello sólo sombra nos dexaste…”.

Poesía que rememora épocas doradas y denuncia amargos desengaños.

La Carrera de Indias fue el principal sistema de comunicación marítima entre España y América durante la Edad Moderna. Se había descubierto un nuevo continente, con lo cual se abría un universo infinito de posibilidades de comercio. Pero, ¿qué significó en verdad para España?:

Seguir leyendo «EL COMERCIO CON AMÉRICA EN LOS SIGLOS XVI Y XVII»

EL ATENTADO A FERNANDO EL CATÓLICO

Los Reyes Católicos abandonaron Granada, ya conquistada por los cristianos, a finales de mayo de 1492 para trasladarse a Aragón. Los éxitos se fueron sucediendo uno tras otro, con todos estos triunfos en la mano, no es de extrañar que el rey pusiese rumbo a Barcelona. Había llegado la hora de entrar con toda la pompa y honores en una ciudad que a menudo se le había mostrado esquiva. El objetivo de su estancia era negociar con el rey Carlos VIII de Francia la devolución de los territorios transpirenaicos del Rosellón y la Cerdaña, que habían caído en manos francesas treinta años antes, durante el reinado de Juan II y la guerra civil catalana. Fernando se hizo acompañar de la reina Isabel, sus tres hijas, el príncipe Juan y un amplio séquito de nobles, que fueron recibidos por el obispo de Gerona.

Seguir leyendo «EL ATENTADO A FERNANDO EL CATÓLICO»